Verduras de Temporada: Guía Mes a Mes

Estamos tan acostumbrados a encontrar cualquier tipo de fruta y verdura en todas las estaciones del año que a menudo ya no estamos seguros de cuales son las verduras de temporada.

Elegir verduras de temporada garantiza más sabor, seguridad, autenticidad y ahorro para tu bolsillo (cuesta menos producirla y almacenarla) y para el medio ambiente (no tiene que estar almacenada por mucho tiempo y no tiene que viajar miles de kilómetros).

verduras de temporada

Aquí tienes un calendario de verduras para orientarte en los mercados, supermercados y en los restaurantes y consumir o llevarte a casa los productos más sabrosos y frescos de la temporada.

Contenido

verduras de temporada

Verduras de temporada enero

Verduras de temporada febrero

Verduras de temporada marzo

Verduras de temporada abril

Verduras de temporada mayo

Verduras de temporada junio

Verduras de temporada julio

Verduras de temporada agosto

Verduras de temporada septiembre

Verduras de temporada octubre

Verduras de temporada noviembre

Verduras de temporada diciembre

Mencionar también a la patata, que aunque sea un tubérculo, mucha gente piensa que es una verdura y seguramente se estará preguntando porque no sale en la lista. 

En España el tiempo de recolección de patata nueva suele comenzar entre finales de abril y principios de mayo, y concluir a finales de octubre.

¿Por qué elegir verduras de temporada?

Los principales beneficios de comprar verduras frescas y hortalizas son los siguientes:

  • Los productos de temporada contienen un elevado aporte de vitaminas, sales minerales y sustancias beneficiosas para nuestro organismo.
  • Comer verduras y hortalizas de temporada también significa elegir productos naturales, que necesitan una cantidad significativamente menor de pesticidas.
  • Al preferir los alimentos de temporada, nuestra dieta será más variada, sana y equilibrada.
  • Los productos de temporada no necesitan invernaderos, no requieren energía adicional para crecer y madurar, viven al aire libre y aprovechan el calor del sol.
  • La compra de productos  fuera de temporada cuestan más, ya que en su producción incluyen los costes de cultivo y transporte en invernadero: un aspecto especialmente evidente con respecto a los productos denominados “0 km”, es decir, cultivados localmente.

Ahora es muy fácil encontrar todos los productos que queremos durante todo el año, pero es fundamental orientar la dieta hacia elecciones alimentarias conscientes, evitando el desperdicio, reduciendo el consumo de productos con altos costes de transporte y apoyándonos en los ciclos de la naturaleza.

Durante los períodos más fríos, por tanto, optamos por cocinar sopas, velvets, minestrone y platos calientes a base de verduras de invierno, mientras que en los meses soleados podemos optar por ensaladas, pastas frías, ensaladas de arroz, verduras crudas y muchas ensaladas de frutas.

En definitiva, la elección de frutas y verduras de temporada merece la pena: ¡nos permite ahorrar dinero, comer de una forma más sana y sabrosa! y hacemos que nuestra compra sea más sostenible para el planeta.

Fuentes:

Gracias por compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario